Entradas de

Entradas de

viernes, 17 de marzo de 2017

A VECES TENGO EL MUNDO A MIS PIES

  Esta semana he estado leyendo una novela corta de la escritora sueca Mecka Lind titulada A veces tengo el mundo a mis pies y me gustaría comentar mi opinión sobre ésta en el blog.


  Lo más llamativo de esta historia es su origen, pues no es enteramente una invención de la autora, sino que esta casi completamente basada en hechos y sucesos reales, siempre con algún tono fantástico por cortesía de la escritora.


  La protagonista de estas vivencias es una adolescente de tan sólo trece años que, por una serie de problemas familiares, se ve obligada a vivir en los suburbios de Copenhague. Allí pasa sola la mayor parte del tiempo, aunque la compañía que recibe de vez en cuando no la hace sentirse arropada.

  Esta adolescente se llama Sanne y no es la única menor que vaga por las calles de Copenhague, ni siquiera la más jóven. Allí conoce a diversos adolescentes callejeros que, como ella, buscan la forma de contentar sus necesidades vitales y adicciones y de divertirse. Para ello, algunos se dedican a pedir, otros a robar y traficar y otros tantos a la prostitución.

  Sanne irá conociendo poco a poco a algunos de ellos, con lo que, según la situación entablará amistad o enemistad. Lo que no sabe es que viviendo en la calle ambas son peligrosas, lo que conducirá a la protagonista a vivir aventuras poco emocionantes y situaciones surrealistas.

  El estilo de la escritora es sencillísimo, teniendo pocas descripciones y obviando la mayoría de detalles, además de pasar rápidamente de un suceso a otro. Sin embargo, la crítica de la realidad en que vivimos y que ignoramos para mantener nuestra conciencia tranquila tiene su esencia enteramente plasmada entre estas páginas.

  Estas características la convierten en la obra perfecta para un día de descanso.

Resultado de imagen de a veces tengo el mundo a mis pies
Portada de la novela

lunes, 13 de marzo de 2017

WILLIAM BLAKE




Hace unos días en clase vimos un par de poemas del escritor prerromántico William Blake. Lo primero que cabe destacar de esa clase fue, aparte de poder analizar el significado de los poemas y comprenderlos, dándole cada no su propio toque personal, fue el descubrir el polifacetismo de este escritor. No solo escribió poesía sino que también fue pintor y grabador. En todos los campos en los que trabajó lo hizo con gran destreza y gracia desde mi punto de vista, siempre con una visión profunda y original, Podéis juzgar vosotros mismo viendo estos dos ejemplos de sus obras de arte.







Una vez comprobado que en pintura era un genio, toca hablar del tema que nos atañe, la literatura. El poema en concreto que quiero comentar suyo es el de El Tigre. En este poema describe a un tigre, como el título bien indica, pero en esta descripción más bien se cuestiona el por qué de que el tigre tenga las cualidades que tiene. Podemos observar esto en los versos donde dice: "¿Qué ojo o mano inmortal / Osó idear tu terrible simetría?" En estos versos también vemos como cuestiona a Dios al que se refiere como mano inmortal y al que antes de esos versos también ha hecho alusión:"¿Quien hizo al cordero fue quien te hizo?" Desde mi punto de vista lo que hace durante todo el poema es platearse la creación del mundo por mano de Dios y que si Dios es bondadoso y todopoderoso como dice la Biblia ¿por qué ha creado un ser como el tigre, malvado como lo describe en el poema, habiendo creado también animales débiles como el cordero?

  A mi parecer este es un poema que invita a la reflexión, que no pretende resolver dudas, sino todo lo contrario, hacer que nos planteemos más preguntas.

CHARLOTE BRÖNTE

  En la entrada de hoy voy a hablar sobre las hermanas Brönte, más concretamente sobre Charlote. Sobre estas peculiares hermanas mi compañera Usua y yo hemos hecho una exposición en clase en la que hablamos sobre ellas y sus obras. 

  La familia Brönte fue una familia dedicada a la literatura inglesa. Eran cinco hermanas y un solo hermano. De las hermanas, las más destacadas fueron Anne, Charlote y Emily. Las tres escribieron juntas un libro de poemas bajo los seudónimos de Currer, Ellis y Acton Bell. Este sin embargo no tuvo demasiado éxito dado que solo se vendieron dos copias.

  Pasando a hablar de Charlote, nació el 21 de abril de 1816 y murió el 31 de marzo de 1855. El hecho de que en 1821 su madre falleciese provocó que en 1824 Charlote, junto con sus hermanas Emily María y Elizabeth  al colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge (Lancashire), donde cayeron enfermas de tuberculosis. En este colegio se inspiró Charlotte Brönte para describir la siniestra Lowood que aparece en su novela Jane Eyre.

  En 1832 ingresó en Roe Head, centro en el que llegó a impartir clase durante breve tiempo

  En 1842 Charlotte y Emily ingresaron en un internado privado de Bruselas, pero al morir su tía se vieron obligadas a volver.

  Las experiencias que Charlotte vivió en Bruselas le sirvieron a su regreso para plasmar la soledad, la nostalgia y el aislamiento de Lucy Snow en su novela Villete (1853).
Charlotte se casó en 1854 con Arthur Bell Nicholls, el cuarto hombre que le propuso matrimonio. El 31 de marzo de 1855, estando embarazada, enfermó y murió de tuberculosis.






 
 Algunas de las obras que escribió fueron: Poemas, publicada en 1846 y escrita junto con sus hermanas Emily y Anne; Jane Eyre, publicada en 1847: Shirley, publicada en 1849 y El profesor, publicada post mortem en 1857.  De todas ellas la más importante que escribió Charlote fue Jane Eyre. Jane Eyre es una niña huérfana que se ha educado en un orfanato miserable, que consifue abandonar a los 18 años comenzando a trabajar como institutriz en Thornfield Hall.

  Encargada de la educación de Adèle Varens, Eyre comienza a enamorarse de su empleador, el señor Rochester, aunque todo indica que este está prometido con Blanche Ingram. Ese matrimonio, más el ingreso de Adèle en un colegio, hace que Eyre piense en abandonar la mansión. Rochester le ofrece un trabajo en Irlanda y ella, incapaz de contenerse, le dice todo lo que siente. Rochester entonces decide mostrar su amor y decide proponerle matrimonio.

  Durante la boda salta el escándalo y se confirma que Rochester ya estaba casado. Eyre no puede soportarlo y decide marcharse. Un sacerdote la acoge y la joven comienza a trabajar como maestra. Pasados unos meses, el religioso ofrecer marcharse con él a la India, proponiéndole matrimonio.

  Eyre cree escuchar la voz de su amado Rochester y vuelve a Thornfield, donde se encuentra con un Thornfield irreconocible, lo que le da a la novela un final sorprendente e inesperado. 

  Esta novela ha sido llevada a la gran pantalla y podéis ver el trailer pinchando aquí

domingo, 12 de marzo de 2017

LOS VIAJES DE SWIFT

  Jonathan Swift fue un escritor irlandés, concretamente el creador de Los viajes de Gulliver, novela mundialmente famosa y alabada. Pero hoy me gustaría hablar de las cosas curiosas que vivió este escritor, haciendo honor al título de la entrada.

  Durante la guerra civil trabajó como secretario para Temple, lo que le permitió conocer a su hija y enamorarse perdidamente de ella. Mostró este amor a través de diversas cartas que en un principio fueron secretas pero que más tarde se publicaron con el título de Cartas a Stella. 


  Su segundo gran amor, aunque probablemente sólo ella estuviese enamorada, ocurrió años más tarde y con condición de amante. Le puso el sobrenombre de Vanessa y mantuvo correspondencia con ella, aunque esta vez ella sí devolvía las cartas, pues era también escritora. Se dice que este nombre, Vanessa, fue inventado por el mismo Swift.


  Todas las obras del autor fueron críticas a la sociedad de la época a modo de sátiras. Llegó incluso a criticar los dos campos en los que ejercía como escritor y párroco, acusando a la literatura e Iglesia de pretenciosidad e hipocresía. Esto se muestra en su obra Historia de una bañera.

  Al principio de la entrada mencioné la novela que condujo a Swift a la fama y que, por supuesto, tiene innumerables datos curiosos. Uno de ellos se encuentra en la primera personificación de un animal dentro de una novela. Este animal, además de hablar, tiene capacidad de raciocinio e intenta comprender cosas que abarcan desde la mentira hasta la imposición del ser humano por encima del resto de animales. Con esto consigue mostrar la ética desde la empatía; es decir, desde el lugar del otro.

  Pero estas curiosidades no acaban en el borde de las letras, sino que entra de lleno en las ciencias y, dentro de la propia historia, habla de las dos lunas de Marte y describe, casi a la perfección, su trayectoria. Huelga decir que estas lunas, Fobos y Deimos, fueron descubiertas por los astrónomos nada menos que 150 años más tarde. ¡Un siglo y medio!

sábado, 11 de marzo de 2017

CUMBRES BORRASCOSAS

En esta entrada hablaré de las hermanas Brontë, en concreto de Emily Brontë

Estas tres hermanas vivieron aisladas del mundo en una pequeña casa parroquial, aunque sin ninguna restricción intelectual, con un padre párroco, egoísta y frío, lo que las convirtió en unas niñas también frías. Aunque aislarse del mundo no fue un problema para Emily, que tenía una gran aversión a salir de casa.

Por esto, sus estallidos de frustración, ataques de ira, mal genio e incomodidad en situaciones sociales, se cree que Emily padecía síndrome de Asperger. Uno de los ataques de ira más significativos de la escritora se dio cuando ésta dejó al perro de la familia medio ciego tras darle un puñetazo por ensuciar la ropa.

Pero esta supuesta enfermedad no le trajo sólo cosas malas; también le aportó un talento increíble y una libertad imaginativa total, que la permitía describir todo tipo de emociones, pero no lo permitió sentir ninguna.

Emily pasó años de soledad que debieron de parecer infinitos antes de viajar, junto a su hermana Charlotte a Bruselas con el objetivo de estudiar francés y dedicarse a la enseñanza. Cuando regresaron y Emily vio a su hermano enganchado a diversas drogas sólo vio una vía de escape en la poesía, que cultivó en diversos poemas; el más destacado fue Remembranza.

Pero la cúspide de su literatura se encuentra en Cumbres borrascosas, que fue la única novela que escribió y fue publicada bajo el pseudónimo de Ellis Bell. A pesar de ser un clásico de la literatura inglesa y una de las obras más importantes de la época victoriana, no tuvo gran éxito. Y no sólo no tuvo éxito, sino que no fue bien recibida, por constar de una estructura excéntrica a modo de muñecas rusas.

Y esta no es la única característica destacable de la obra, pues también se aprecia un estilo vigoroso, una complejísima construcción de voces y tiempos y elementos perturbadores, góticos y románticos y temas como el bien frente al mal, la venganza y la pasión.


Murió a los treinta años de tuberculosis. 

Emily, Charlotte y Anne Brontë

NO HABRÉ VIVO EN VANO

  En literatura universal hemos leídos dos poemas de la autora naturalista Emily Dickinson. En ambos el tema es uno de los más bellos, además de filosófico: el Bien.

Resultado de imagen de emily dickinson poems  En el primero de ellos, el tema es concretamente la bondad como sentido de la vida. Esto puede verse a lo largo de todo el poema en versos como: ''Si puedo evitar que un corazón se rompa,/ no habré vivido en vano''. Dado el tema y la fuerza con la que la autora se expresa podemos deducir que la función que utiliza es la expresiva.

   Este primer poema consta también de una sencillez impresionante, que no sólo es una innovación poética en la época, sino que se centra en el mensaje que quiere transmitir, teniendo el propósito de hacer llegar el significado al lector con más rapidez.

  En el segundo poema también habla del Bien y la Bondad; esta vez enmascarándolas como Belleza y Verdad. Este poema es una narración situada en un cementerio y la voz poética es la de una persona muerta dentro de una huesa.

   La autora concibe este cementerio como una unidad, no encontrándose ella sola, sino rodeada por ''vecinos'' y ''hermanos''. Estos muertos mantienen una conversación en la noche hasta que son olvidados por el paso del tiempo ''dialogó nuestra diáfana hermandad/ hasta que el rostro nos cubrió la yedra/ y los nombres borró la eternidad''.

   Me gustaría concluir con una cita de la autora que no se encuentra entre los poemas pero que, a mi parecer, resume a la perfección su pensamiento y percepción de la vida:

    Vivir es tan asombroso que apenas deja espacio para otras ocupaciones, aunque los amigos son, si cabe, un acontecimiento más hermoso. 


Resultado de imagen de emily dickinson
Emily Dickinson



lunes, 27 de febrero de 2017

CANTO AL SER HUMANO

  Hemos leído en clase de literatura universal a uno de los grandes poetas del siglo XIX, contemporáneo a Goethe y perteneciente a la misma corriente literaria, el Romanticismo. Este autor es el reconocido Walt Whitman.

    En este poema existe una ironía, a mi parecer preciosa, entre el título y lo que el poeta quiere expresar. El poema se titula Canto a mí mismo, pero como dice en los dos primeros versos: ''Me celebro y me canto a mí mismo,/ y lo que diga yo ahora de mí, lo digo de ti''.

   El autor no sólo se canta a sí mismo, celebra la existencia de todo ser humano y, más concretamente, su naturaleza, por la cual expresa un anhelo de la posibilidad de que pueda llegar a ser desenfrenada y no limitada por la sociedad.

    Aunque lo más importante del poema se encuentra aún entre estas líneas, pues no habla de de dónde venimos ni hacia dónde vamos, sino de dónde nos encontramos, que se trata del mismo lugar para todos. 

   Estamos todos los seres vivos, no sólo los humanos, en este universo, en esta galaxia, en el planeta Tierra. Para que el lector llegue a esta conclusión, ignorada por nadie en cuanto a la teoría pero por todos en cuanto a la práctica, hace un uso abundante a lo largo de todo el poema del recurso retórico de la deixis, con expresiones temporales (como ''hoy'' y ''ahora'') y de lugar (como pueden ser ''aquí'' y ''sobre la tierra'').

   Pero no sólo hace que el lector llegue a una conclusión. Él mismo llega a la conclusión de que al encontramos todos aquí interactuando, estamos desgraciada o afortunadamente, lo mismo al bien que al mal, interconectados.